Okavango

55

Es el paraíso. Lo fue cuando lo visité por primera vez con poco 20 años y lo sigue siendo tres décadas más tarde. No hay un lugar tan bello como el delta del Okavango. Ya sea cuando navegas por sus aguas en piragua (moroko) o cuando lo observas en avioneta desde el aire.