El blog

Okavango

Es el paraíso. Lo fue cuando lo visité por primera vez con poco 20 años y lo sigue siendo tres décadas más tarde. No hay un lugar tan bello como el delta del Okavango. Ya sea cuando navegas por sus aguas en piragua (moroko) o cuando lo observas en avioneta desde el aire.


¿Por qué Panteras?

El término PANTERA procede del latín panthēra y se traduce como gato salvaje. Las panteras negras son jaguares o leopardos con pelaje muy oscuro a causa del melanismo. La pantera de las nieves vive en las altas montañas de Asia. La pantera de Florida es una subespecie de puma extinta recientemente. En muchos casos, PANTERA se usa como sinónimo de «gran felino».


Fotografiando en el desierto

Camino por el Kalahari mientras fotografío a Órices del Cabo (Oryx). Es una zona con guepardos pero sin leones, así que puedo caminar y moverme con cierta tranquilidad. Apenas hay casos de ataque de guepardos a personas. Para fotografiar a los felinos y al resto de fauna, estás son las mejores horas (el amanecer y el atardecer) cuando los animales están más activos.


Flexibilidad

Flexibilidad, agilidad, y rapidez extrema.
Quienes tengáis un galgo estoy seguro que os recordará mucho la pose y los movimientos del guepardo. Son animales esbeltos, con unas patas muy grandes diseñados para correr.
El diseño de sus patas y pies son las que hace que corran tanto. Primero la longitud de sus patas es mucho mayor relativamente que los otros grandes felinos Esas patas tan largas, hace que los guepardos den grandes saltos que estirando su cuerpo parece que estén volando. Además, la forma de sus patas traseras les hace aumentar su velocidad. Se comportan como si fuera un muelle acumulando tensión cuando están recogidas para liberar la energía con toda su fuerza cuando se expande expulsando al guepardo hacia adelante. Sus garras son mucho más pequeñas y rectas que las de otros felinos y no son del todo retráctiles (se parecen más a las de un perro) ni tienen la típica funda protectora de los gatos.


Kalahari

El desierto del Kalahari está situado en el sur de África. Ocupa gran parte de Botswana, zonas de Namibia y Sudáfrica. Es una zona realmente salvaje y muy despoblada. Aquí viven todos los grandes felinos africanos: leones, leopardos y guepardos, junto a otros depredadores como perros salvajes y hienas. Además, hay elefantes, jirafas, ñus, gacelas, órices, kudus y centenares de especies de mamíferos y aves. 


En las arenas

Con un todoterreno preparado para moverme por estas pistas de arena me paseo por los Makgadikai Plains, antes de adentrarme en la Central Kalahari Game Reserve (CKGR). Conducir en estas pistas de arena profunda es complicado. Hay que bajar la presión de los neumáticos y navegar con buenos movimientos en las zonas blandas. Parecen arenas movedizas pero secas.


Una hierba más en la sábana

La sabana es un océano de hierba. Sobretodo en la época sea cuando el viento mece la hierba como si fueran olas de un mar en calma. Allí, en la gran sabana, los guepardos nadan y bucean en busca de su pesca. Cuando un guepardo tienen el cuerpo pegado al suelo, sus presas jamás lo podrán ver. Se acercará lo máximo que pueda, sigiloso y silencioso.


Acampando

Acampar en África es único. Yo diría que la mejor experiencia para un amante de lo salvaje. Ya sea en la sabana, en el bosque de acacias o aquí en el desierto. Los animales que escuchas en la noche y lo que ves al abrir la tienda de campaña cada mañana no deja de sorprenderme.
Hay algunas cosas importantes a tener en cuenta. Cuando acampas hay que tener cuidado extremo con los leones, sobretodo por la noche. Y todavía más con los escorpiones, las arañas y los mosquitos. Pero sin duda vale la pena.


GUEPARDO, el caminante de las dunas

El guepardo el más elegante de todos los felinos.
Viajo a las las arenas rojas del desierto del KALAHARI para buscarlo. Situado entre Botswana, Namibia y el norte de Sudáfrica, es una zona muy árida pero llena de biodiversidad.
El Kalahari es África pura.


Grandes felinos y tráfico de especies en el Amazonía

En la misma Amazonía que se quema, se tala y desaparece la selva a contrareloj, viven jaguares, pumas y ocelotes. El tráfico de pieles es todavía hoy omnipresente. Se hace a nivel local pero las pieles se exportan al ‘primer mundo’. Los compradores son europeos, asiáticos y norteamericanos que pagan en dólares. Mientras, cazadores ilegales ya sea por su cuenta o dentro de alguna mafia organizada matan a los felinos. Jaguares y ocelotes (esas son las pieles de la foto) se cazan a tiros y con trampas por los furtivos que con frecuencia utilizan el poco dinero que obtienen para mantener a sus familias. Luego, el precio se multriplica hasta que las pieles llegan al salón de alguna casa lujosa.
La biodiversidad máxima del planeta habita en estas selvas tropicales. El Amazonas (la Amazonía) no es solo un pulmón que de aire contra el calentamiento global (que por supuesto es vital!) sino también un tesoro por la enorme riqueza que poco a poco va desapareciendo. La extinción es para siempre.
Además, allí viven millones de personas que necesitan un modelo de vida que les de una vida digna, que sea sostenible y que no sea solo una fábrica de hamburguesas o un hipermercado de frutas tropicales delicatessen.


Furtivismo y felinos

He tenido muchas dudas si os mostraba esta foto o no. Es muy dura.
Es un joven ocelote. Muerto y colgando de un árbol con una liana atada su cabeza y al cuerpo. En el corazón del Amazonía.
En esa liana retorcida veo los hilos que mueven la minería, la extracción de petróleo, la deforestación, el tráfico de especies amenazadas, la sobreexplotación (agrícola, forestal y ganadera), los incendios… Unos hilos que cada vez son más finos. Hasta que se rompan. (Disculpas si encontráis la foto demasiado dolorosa. Enlaza con la foto anterior donde escribía una breve explicación sobre el tráfico de especies amenazadas que no cesa, ni en el Amazonía ni en África, Asia…).


Convivencia

La convivencia de la gente local y la fauna es muy estrecha. A pesar de la imagen bucólica. Ello trae unos cuantos inconvenientes, muy frecuentemente graves para ambas partes.


Baño y ducha

Cuando hay suficiente agua un elefante puede beber mucho, a veces hasta más 200 litros al día. En lugares secos como este beben toda el agua que pueden.


Gigantes del Kalahari

Cae la noche y llega un grupo de elefantes al norte del desierto del Kalahari. Es un charco con poca agua pero la suficiente para que los elefantes se quiten la sed durante unas horas. Preparar el campamento a poco más de 100 metros de este espectáculo mezcla el sueño con la realidad.