La Nada

La Nada

La inmensidad de los salares de Makgadikgadi. Horas por un paisaje donde parece que no hay nada. Pero, cuando menos te lo esperas aparecen unos leones o unos elefantes que buscan los pozos subterráneos con agua.


Baobabs, tesoros vivos

Gigantes del Kalahari

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.